Sin categoría

¿Qué vamos a comer durante la travesía?

Es una de las preguntas que más nos han hecho y de las que tiene una respuesta más complicada. Empecemos por una imagen

Efectivamente, yo tampoco entendí nada cuando Francisco me envío esta foto, pero me permite contestar a la pregunta. Comeremos chuletones, langostinos, arroces, pescado y lo que nos apetezca. Por supuesto con vino blanco o cerveza bien fresca (la doctora nos ha recomendado no beber agua durante el viaje, pero eso lo contaremos en otro momento).

La cuestión es que Francisco compró un congelador por Internet a una empresa que resultó ser de Sudafrica. Tras varios meses esperando el congelador, y convencidos de que nos habían timado, el congelador llegó. Es un congelador que funciona tanto a 220V como a 12V y a gas. Lógicamente, si no estamos en puerto, disponer de 220V supone tener en marcha el generador eléctrico del que dispone el Arabela, pero eso supone un gasto en gasoil y un ruído permanente, además de ser poco ecológico.

Pusimos paneles solares para poder ser autosuficientes con la energía, de hecho, los diferentes proveedores de baterías, paneles, reguladores, etc…nos aseguraban que disponíamos de energía para iluminar un campo de futbol.

Tengo la suerte de conocer desde hace muchos años a Salvador Seguí, doctor ingeniero electrónico y profesor de la Universidad Politécnica de Valencia y gran experto en energías renovables.

Como buen profesor, me hizo sentarme enfrente con un papel y un lápiz y empezar a apuntar cada uno de los consumos que tenemos en el barco: lo que funciona a 220V, lo que funciona a 24V, lo que funciona a 12V. Algunos de los aparatos indicaban la potencia y sabía el voltaje, pero para otros compré un amperímetro, y en uno de los viajes a Tenerife medí cada uno de los aparatos. Como todos sabéis P=IxV, por lo que midiendo los amperios, sabiendo el voltaje y las horas de uso podíamos calcular necesidades de consumo. Por otra lado, sabiendo la capacidad de instalación de paneles, la capacidad de los reguladores, la de las baterías, el ángulo de inclinación de los paneles, las horas medias de sol con el ángulo de incidencia sobre los paneles dependiendo de la latitud, la sombra que va a producir la vela, etc, etc, etc,… podíamos calcular el rendimiento fotovoltaico del que íbamos a disponer.

El resultado es un informe genial que hizo Salvador

En el que destaco que después de un montón de cálculos, no sólo no podemos iluminar ningún campo de futbol, sino que ni siquiera generábamos la energía que necesitamos diariamente.

Dado que no era sencillo ampliar la instalación de paneles, lo que hicimos, siguiendo las recomendaciones de Salvador, fue instalar un aerogenerador (del que somos conscientes que con viento de popa vamos a tener un rendimiento pésimo), aprovechar el momento en que haya que utilizar consumos altos (horno, desalinizadora, etc…) para poner el generador, y tratar de minimizar consumos, y aquí es donde entra la foto que he puesto al principio.

Puesto que la cocina tiene dos fuegos de gas y el congelador también puede funcionar a gas, pensámos que podíamos tener un ahorro en electricidad importante, puesto que el congelador consume casi el 50% de toda la energía que necesitamos de corriente contínua.

El caso es que preparamos la instalación a gas en el barco e intentamos hacer funcionar el congelador a gas. Como habréis adivinado, lo «intentamos». No había manera de encenderlo.

Nuevamente pensamos que nos habían timado y empezamos averiguar cuál podría ser la avería. La primera solución que nos dieron (os aseguro que es verdad) es que pusiéramos el congelador boca abajo. Como no había nada que perder, eso hicimos con el resultado esperado.

Seguía sin funcionar

Localizamos a un experto frigorista al que Francisco le explicó toda la historia y cuya respuesta fue: ¿le habeís dado la vuelta?

Al decirle, ya sorprendidos que sí, nos enteramos que había que darle la vuelta, pero al menos ¡¡¡¡48 horas!!!!

El resultado de ello es que eso que parece una pequeña llama para los hombres, es un gran paso para la alimentación de Francisco y mía

11 thoughts on “¿Qué vamos a comer durante la travesía?

  1. Espero tengan in estupendo viaje y gracias por compartir la amistad dentro de club la galera ya llevaré la página y les iré contando algunas cositas

  2. Estas personas se lo merecen .
    Además se lo han currado mucho para poder hacer esta singladura ,Trabajos ,familias,amigos ,y algunas cosas más ,Chicos espero lo disfrutéis ,yo ya estoy disfrutando de esta aventura , Me siento parcipitiante en tierra,lo he vivido desde hace un año , Estoy felic de que se cumpla ,
    Suerte y mucha mierda BS

  3. En mi modesta experipero coincido totslmente sobre el tema de la energia abordo, pero hoy hay deasaladoras de bajo consumo a 12v, a mi me funciona con solo 11 A y la utilizo durante los periodos de sol en mejor angulo con lo q consigo q las baterias se recuperen rápidamente.

  4. En una situación de emergencia la cerveza caliente tb se puede beber. No es lo mismo pero puede salvaros del apuro.

    Recuerda Javier que por una cuestión puramente física no debes beber más cerveza de la que puedas mear

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial